La directora del Liceo Rodulfo Amando Philippi fue involucrada en una denuncia difundida por Radio Biobio y que dice relación con la presunta adulteración de las notas de su hija que egresó de cuarto medio en el mismo establecimiento de Paillaco.

Respecto a ésta situación, la Federación de estudiantes secundarios de Los Ríos, Nueva Organización Secundaria (NOS), a través de una declaración pública quiso repudiar el actuar de la directora del colegio paillaquino, y a su vez respaldó a los y las estudiantes perjudicados.

1.- Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad para con las y los docentes afectadas/os en este caso. Repudiamos el actuar de la Sra. Claudia Barría, ya que creemos que el abuso de poder que cometió al adulterar las notas de su hija y otras/os estudiantes no solo va en contra de toda ética profesional que como funcionaria pública ha de observar en su labor diaria, sino que además va en desmedro del esfuerzo del resto de estudiantes y el respectivo cuerpo docente del establecimiento.
2.- Como organización estamos convencidas/os de que este tipo de hechos se contradicen tajantemente con los manuales de convivencia escolar, donde se específica que el perfil de las y los estudiantes debe ser construido desde el respeto, la responsabilidad y honestidad entre tantos otros importantes valores. ¿Dónde queda el cumplimiento de estos valores fundamentales en la formación de las nuevas generaciones y necesarios para las relaciones entre apoderadas/os y docentes? ¿Cómo es posible exigirlos si la cabeza de la principal institución pública de educación secundaria de la comuna no solo los pasa a llevar, sino que además queda impune?

3.- Este tipo de casos no hace más que profundizar el descontento de la sociedad hacia las instituciones públicas de educación. Por lo mismo, como federación de estudiantes reafirmamos nuestro compromiso con el estudiantado y cuerpo docente de la región de Los Ríos. Es importante para nuestra organización seguir luchando por la dignidad, la justicia y el respeto de nuestros derechos básicos, más aún, en la educación pública.

4.- Finalmente, hacemos un llamado a que las autoridades pertinentes sigan insistiendo en esclarecer esta situación. En este sentido creemos imperante que tanto las concejalías como el municipio transparenten su compromiso hacia una educación pública pionera en un modelo de convivencia fraterna y que anteponga la formación en valores cívicos y sociales, pilares para la construcción de una sociedad que se proyecte en unidad y respeto.

Camila Fuentes

Vocera 

Nueva Organización Secundaria

Compartir