Familias de Campamento Girasoles recibieron sus casas, lo mismo será para el Fuerzas Unidas

Profundamente emocionados hasta las lágrimas al ver su anhelo hecho realidad, se mostraron las 31 familias que integran el comité “Una casa para mi familia” pertenecientes hasta hoy, al Campamento Girasoles de Valdivia, el más grande de la región, que recibieron sus llaves durante una ceremonia donde fueron protagonistas del tradicional corte de cinta que dio por inaugurado el ahora, nuevo Condominio “Los Aucanes” de Valdivia.

La obra construida por el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) contó con una inversión superior a los 440 millones de pesos financiados a través del Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS 49) del Minvu y de recursos provenientes del Programa Campamentos del Serviu. Se ubica en Avenida Picarte N° 3786 reuniendo un total de 31 viviendas, de las cuales 30 corresponden a viviendas de 2 pisos y una construcción de un piso, la cual se encuentra especialmente edificada para discapacitados.

Todas cuentan con living – comedor, cocina, baño y tres habitaciones, emplazados en 58.96 y 69.22 metros cuadrados construidos con tecnología habitacional de última generación normada por el Minvu.

Al respecto el director regional de Serviu, Alejandro Larsen, detalló que “ hoy en Valdivia hay familias felices y nosotros compartimos esa felicidad porque a partir de hoy 31 familias van a poder salir del Campamento Girasoles, van a poder pensar en un futuro distinto, en un futuro mejor para sus hijos y los más importante, estamos cumpliendo un compromiso de la presidenta Michelle Bachelet de entregar soluciones concretas porque queremos dar las mismas oportunidades a una familia de clase media, a una más humilde y a una de campamentos, porque para todos tenemos una respuesta habitacional”.

A su turno, Brisa Becerra, Presidenta del Comité “Una casa para mi familia” dió “las gracias por el hermoso día que ha llegado, de poder tener la casa propia por la cual hemos trabajado por tantos años. Fueron más de 10 años luchando para poder tener la casa propia y las llaves en nuestras manos. Agradezco a las familias que me acompañaron en este proceso, porque nos hemos apoyado el uno al otro para poder sacar esto adelante y así soñar con la casa propia”.

Compartir