Músicos de Valdivia acusan mal trato en evento cervecero

COMBO CHABELA NO SE PRESENTARÁ HOY EN VALDIVIABIER POR RECIBIR UN PÉSIMO TRATO DE PARTE DE LA PRODUCCIÓN DEL EVENTO.

Estimado público:

Lamento profundamente tener que redactar este comunicado, pero la indignación por el mal trato recibido de parte de la producción del evento Valdiviabier no me deja otra opción como trabajador del rubro de la música y más como persona.

Como muchos de ustedes saben Combo Chabela es una banda que ha intentado profesionalizar por todos los medios su carrera y siendo valdivianos nos ha costado mucho, pero con el cariño de nuestro público y el esfuerzo que día a día desplegamos, hemos podido dar pasos importantes en esta carrera. Lamentablemente hoy fuimos víctimas de la prepotencia y abuso de poder por parte de la producción del festival Valdiviabier, a realizarse en el sector aledaño al Coliseo Municipal de Valdivia y es por eso que me dirijo a ustedes, como vocalista del grupo y comunicador social que soy.

A continuación, el detalle de lo ocurrido:

Nuestra prueba de sonido estaba programada a las 12:00 hrs. del día y siendo las 11:30 ya me estaba aproximando al recinto. Desde lejos pude percatarme que otra banda estaba tocando, era un tributo a Metallica de la ciudad de Pto. Montt.

Me dirijo al lugar y me reúno con mis compañeros de grupo, los que ya estaban sentados esperando, y quiero hacer énfasis en que estuvimos a las 12:00 hrs., en el lugar acordado y vimos como extrañamente la prueba de sonido del tributo a Metallica se extendía hasta más de las 12:30. En eso nuestro bajista se dirige a la persona operaria de la mesa de sonido para consultar por los “timing” y saber la razón del retraso. La respuesta fue: “Yo soy el dueño de la producción, ustedes llegaron tarde y acá el que paga soy yo”, a lo que mi compañero de banda contestó: “Nos tenían programados para las 12:00” y nuevamente la prepotente respuesta: “Entonces tocan sin prueba de sonido”. A eso se suma una actitud “matonesca” de todo un equipo técnico, roadies, backline, quienes se tomaban su tiempo y reían en actitud de burla.

Nos tragamos nuestro orgullo y esperamos 2 horas, aunque no lo crean y bajo un sol abrumador vimos como el productor del evento metía y metía bandas para hacer su chequeo y nosotros…nada.

Eran las 14:10 y llegó nuestro turno y con la ayuda del grupo Virgen Negra nos subimos a montar al escenario. Solicitamos amablemente se nos proporcionara un “retorno” para nuestros trompetistas, ya que ellos no escuchaban nada de lo que sucedía. Su respuesta fue negativa, no tenían voluntad de solucionar nada a pesar de que le enviamos con semanas de anticipación nuestros requerimientos técnicos y este retorno estaba detallado explícitamente. En eso pudimos percatarnos que en un camión disponían de equipo de sobra, pero aun así se negaron a la instalación. Es así, que con el ánimo de no complicar las cosas solicitamos mover un parlante ya instalado hacia atrás, a lo que respondieron con un rotundo NO.

Terminamos la prueba de sonido en condiciones técnicas paupérrimas, pero nuestro ánimo siempre fue seguir y presentarnos a tocar, ya que nuestra gente iría a vernos y correspondía hacerlo por términos contractuales.

Bajando del escenario escucho una discusión del productor con nuestro bajista en la que se nos acusaba de haber llegado tarde y de no haber enviado el detalle de requerimientos técnicos. Recalco que esto fue una absoluta mentira y demuestra la poca honestidad de la producción. Fui testigo de la prepotencia con la cual se trató a mi compañero y la mentira de por medio como justificación constante, agobio y hostigamiento del personal. Quiero hacer hincapié en la actitud discriminadora que enfrentamos, ya que con las bandas puertomontinas hubo siempre un trato privilegiado, no así con nosotros, estando siempre en absoluta minoría. Luego de presenciar esta escena me dirigí al productor manifestándole que en ningún caso podía hacer esa “huevá” a lo que con prepotencia y absoluta victimización me respondió: “a ver, ¿qué me dijiste? ¿me estás faltando el respeto?”- respondí: “Tú le estás faltando el respeto a los músicos, eso no lo puedes hacer”. Infantilmente respondió: “Ya, ustedes no tocan”.

Posteriormente y luego de manipular la situación para que nosotros no toquemos y victimizarse de discusión coloquial, como cualquier otra, se negaron a pagar nuestros honorarios. Estuvimos horas esperando en desmedro de otras actividades que teníamos programadas, lo que incurre en una total falta de respeto hacia el músico y hacia el valdiviano. Reitero mis disculpas al público y a nuestros amigos, equipo técnico, ya que, por culpa de una producción poco seria, hemos perdido un día de trabajo.

 

Fredy Góngora, Vocalista de Combo Chabela

Compartir