Agrupación de ciegos apuestan al emprendimiento con curso de panadería y repostería

Panadería y repostería es el oficio que 10 socios de la agrupación de ciegos del sur aprenden en un período de 300 horas, con el deseo de iniciar un emprendimiento en panadería y repostería. Así lo confirmaron sus participantes durante una muestra culinaria la que se llevó a cabo en Valdivia.

Jaime Herrera, alumno del curso, relató su experiencia sobre el curso, cómo los profesores los apoyan en el proceso, detalló además los distintos módulos impartidos en esta fase, desde el trato al cliente, como la manipulación de alimentos.

“Poder capacitarse no era algo que estuviera dentro de mis planes por mi discapacidad. Se me abrió otro mundo y las expectativas de trabajo, porque antes de esto estuve encerrado en mi casa. Aprendí muchas cosas, ahora estoy muy contento. Quiero emprender en un negocio que realmente sea satisfactorio porque la gente siempre busca algo para comer especialmente los fines de semana”, comentó Herrera.

La oportunidad de poder formarse en materia culinaria fue posible gracias al financiamiento que entrega el programa Becas Laborales del Sence y gestionada por Senadis. Al encuentro asistieron las directoras de ambos servicios, Loreto Cerda y Javiera Flores, respectivamente, quienes conocieron in situ los testimonios del grupo de alumnos.

Al respecto, la directora Loreto Cerda valoró los esfuerzos que este grupo de asociados realiza al aceptar el desafío de capacitarse, destacando “que las iniciativas impulsadas durante estos 4 años de gobierno permiten visibilizar las políticas públicas que se están generando en materia de inclusión social y laboral, ustedes son ejemplo de ello, especialmente cuando se incorporan con tanta energía y entusiasmo hombres y mujeres de distintas edades con un deseo en común y que es poder abrirse al mundo de las oportunidades laborales”, enfatizó.

En tanto, su par del Senadis, destacó a cada uno de sus participantes, en un proceso que además de ser extenso, les permitirá conocer nuevas propuestas para incorporar a su rutina.

Cabe señalar que el curso tuvo un costo de inversión que bordeó los 15 millones de pesos. Este se extenderá hasta los últimos días de enero de 2018, período en el cual los alumnos aprenderán nuevas recetas asociadas a la gastronomía, además, de incorporar habilidades blandas como es la gestión y planificación de proyectos, este último, les permitirá acceder a un subsidio de 220 mil pesos cada uno para así, echar andar sus planes de negocios formulados durante la capacitación.

Compartir