Por cambio de Gobierno en Ley de aborto: Diputado Rosas: “No podemos retroceder en proyectos que fueron aprobados por la Cámara y el Senado”

Diputado Patricio Rosas
La cámara de Diputados aprobó con 73 votos a favor, la interpelación al ministro de Salud, Emilio Santelices. Las principales razones de impulsar esta medida se dieron por los cambios en el protocolo de Objeción de Conciencia en la Ley de Aborto, iniciativa impulsada en la administración de la Ex Presidenta Michelle Bachelet.
La interpelación, que es liderada por el Partido Radical, surgió luego de que el gobierno modificara el protocolo de objeción de conciencia, eliminando el párrafo que impedía a los establecimientos de salud privada, que tuvieran convenio con el Ministerio de Salud, declararse como objetores de conciencia. Los fundamentos del gobierno eran que esto permitiría que, además de respetar las convicciones de las entidades, se obligara a los centros de salud que fuesen objetores a canalizar hacia otros establecimientos a aquellas personas que les pidiesen realizarse abortos.
En esa línea  el diputado Patricio Rosas reiteró que “la normativa estableció un límite, no puede un derecho por ley, que convoca una mujer de interrumpir su embarazo, ser modificado por un reglamento de menor categoría y que además, vulnera ese primer derecho que es acceder a la prestación del servicio”.
Rosas agregó que dicho protocolo de Objeción de Conciencia “va completamente en contra de lo que fue aprobado por este Congreso y de lo que establece la ley. Recordemos que ni la Cámara ni el Senado aprobaron la objeción de Conciencia institucional y no fue más que por una interpretación extensiva del Tribunal Constitucional que se crea esta figura en la ley”.
La acción cuenta con el respaldo de la mayoría de los diputados de oposición, incluyendo la firma y votos de representantes del Frente Amplio, además el Partido Socialista impulsó un proyecto de ley interpretativa del Código Sanitario con el que buscan anular el texto.
El recurso de la interpelación fue incorporado en la Constitución en la reforma de 2005, como un instrumento para que el poder legislativo tuviera herramientas para contrarrestar, aunque fuera parcialmente, el elevado poder del Ejecutivo en nuestro ordenamiento institucional. Para ello se les dio a los parlamentarios la facultad de exigir a los integrantes del gobierno una rendición de cuentas, la que debía hacerse de manera pública, de forma de que la ciudadanía también pudiera formarse una opinión. Se espera que dicha interpelación sea el  próximo 2 de mayo.
Compartir