Importante proyecto de pescadores artesanales de caleta Los Molinos fue destruido en accidente que sufrió buque mercante

Durante la madrugada del 10 de mayo, el buque de carga Surubaya Express, de 215 metros de eslora con bandera de Hong Kong, varó en las orillas del área de manejo del Sindicato de Pescadores de Caleta Los Molinos en el sector Punta Ñumpulli, mientras se encontraba esperando para entrar al puerto en la Bahía de Corral.

El buque habría presentado problemas para mantener su posición debido a las condiciones del tiempo presentes en la Bahía, lo cual habría impactado directamente en el sistema de cultivo de choro maltón que tenía el Sindicato de Los Molinos en su área de manejo sacándolas de su sitio, dejándolas a la deriva y enredadas, perdiéndose la inversión y el trabajo realizado en el marco de un proyecto de transferencia tecnológica junto a la Universidad Católica del Norte y FIPASUR, con el apoyo de Fomento Los Ríos.

Algunas de las reacciones que se tuvieron fueron por parte del Presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de la Caleta Los Molinos, José Zúñiga, quien indicó que “esta situación nos golpea muy fuerte, debido a que los socios del sindicato ya estábamos pasando un mal momento por las bajas ventas debido al COVID19, teníamos todo listo para cosechar para semana santa, pero la emergencia de la pandemia no lo permitió y planificamos la cosecha para la segunda semana de mayo y sucede esta desgracia”, aseveró el dirigente de caleta Los Molinos.

Por su parte, José Martel, secretario del Sindicato informó que “hoy fuimos a revisar nuestras lineas de cultivo y pudimos ver la magnitud del problema, nuestras boyas estaban a la deriva y la linea madre cortada, con lo que vemos que todo nuestro esfuerzo ha sido en vano”, comentó.

El principal punto que ha sido afectado a raíz del accidente del buque mercante en caleta Los Molinos ha sido la acuicultura en áreas de manejo, la cual ha sido impulsada a través del Programa de Difusión Tecnológica por el Comité de Fomento Productivo de la Región de Los Ríos. Al respecto el director del proyecto, el biólogo marino de la Universidad Católica del Norte, Cristian Sepúlveda indicó que “estamos prestando todo el apoyo técnico a los pescadores  para evaluar en conjunto con ellos la situación presentada y dejar constancia  ante la autoridad marítima. Esta situación nos parece muy grave no sólo por la pérdida material, que además son recursos económicos que el Estado ha puesto a través de Fomento Los Ríos, sino también por todo el trabajo técnico y de los propios pescadores del sindicato que habían optado por la acuicultura como una forma de diversificación productiva. El grupo de acuicultura formado en el Sindicato estaba convencido que la acuicultura sería una forma de mejorar la productividad, su calidad de vida y amortiguar la crisis sanitaria, por lo que es tarea de todos los actores sectoriales involucrados buscar una solución a corto plazo”, indicó el profesional.

En tanto Carlos Riquelme, director de Fomento Los Ríos , lamentó lo sucedido y agregó que “lamentablemente esta situación afecta a nuestros pescadores artesanales, que por medio de este proyecto estaban explorando formas más sustentables en el desarrollo de su actividad. Sin duda alguna es una mala noticia, sin embargo confiamos en el trabajo y respuestas del equipo que lidera esta iniciativa y en nuestros pescadores. Estamos convencidos de que seguirán trabajando de la mano buscando soluciones que nos beneficien a todos. Nuestro compromiso, como Fomento Los Ríos, es continuar  apoyando iniciativas y proyectos que tengan relación con el fortalecimiento  de la pesca artesanal, que es un sector importante para la economía regional”

Luego de más de 2 años de trabajo y más de 20 talleres de capacitación en cultivos de pequeña escala sumado a giras tecnológicas, el sindicato que cuenta con su autorización para realizar acuicultura experimental en el Área de Manejo (AMERB) “Punta Ñumpulli” en 2,9 hectáreas según la Res Ex. N° 201 del 24/01/2019, contaba con 90 cuelgas que harían una biomasa cosechable de 2,7 toneladas de mitílidos listos para comercializar.

Compartir