CONAF solicitó intervención del Consejo de Defensa del Estado por desviación de cauce dentro de la Reserva Nacional Mocho Choshuenco

Para conocer y analizar las acciones tomadas frente al desvío de cauce de agua realizada en el interior de la Reserva Nacional Mocho Choshuenco, la presidenta de la comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional de Los Ríos, Sylvia Yunge, invitó a exponer sobre esta situación al director regional de CONAF Los Ríos, Oscar Droguett, y al director regional de la Dirección General de Aguas (DGA), Carlos Sáez. Además, hizo partícipes en la sesión de la comisión al seremi de Medio Ambiente, Daniel Del Campo, y a la directora regional de SERNATUR, en su rol de presidenta del Consejo Consultivo Mocho Choshuenco, Paulina Steffen.

Fue así que, este miércoles 28 de abril, el director regional de CONAF, Oscar Droguett, expuso a los consejeros regionales, cuáles son las acciones que la Corporación ha llevado a cabo desde el primer día en que se conoció esta intervención al cauce que está dentro de la Reserva Nacional Mocho Choshuenco. Se refirió a las fiscalizaciones en terreno realizadas, a los informes técnicos elaborados por la Corporación, a los oficios enviados al Ministerio del Medio Ambiente, a la seremía de Bienes Nacionales, a la Dirección General de Aguas, al Consejo de Monumentos Nacionales y a la Superintendencia de Medio Ambiente y, por cierto, a la denuncia contra la Fundación Huilo Huilo y en contra de todos quienes resulten responsables, por la intervención no autorizada en el interior de la reserva nacional.

Además, señaló a la comisión que “nuestro director ejecutivo de CONAF, Rodrigo Munita, en concordancia con su equipo jurídico y de fiscalización, a través de documento 242 del día lunes 26 de abril, solicitó la intervención del Consejo de Defensa del Estado por la desviación de cauce en la Reserva Nacional Mocho Choshuenco”.

La acción legal, presentada por CONAF Los Ríos ante el Ministerio Público de Panguipulli, se trata de una denuncia contra de Fundación Huilo Huilo y en contra de todos otros aquellos que resulten responsables por el delito de daños, delitos contra salud pública, delito de usurpación de aguas y, si se estima pertinente, delito especial sobre daños en monumentos nacionales.

“Consideramos grave lo ocurrido, por lo cual, el jueves 22, entablamos una denuncia ante el Ministerio Público de Panguipulli, en contra de los que resulten responsables. Por nuestra parte, como CONAF, hemos seguido en terreno, con profesionales de fiscalización y de áreas silvestres protegidas, recabando más antecedentes de lo ocurrido” indicó Oscar Droguett.

Compartir