Municipio de Valdivia inicia con resultados positivos trabajo de mediación con vecinos de Pablo Neruda

Evitar conflictos entre vecinos, servir como una instancia de ayuda para la ciudadanía y colaborar frente a situaciones de emergencia que requieren de una intervención de profesionales, es el objetivo del área de mediación vecinal que trabaja al alero de la Dirección de Seguridad Pública del municipio de Valdivia.

Es así que hace algunos días, se dió respuesta a una situación de ruidos molestos presentada por vecinos del sector Pablo Neruda, quienes denunciaron que una Iglesia Evangélica no respetaba lo mínimos establecidos al encontrarse cercano a hogares. El municipio inició un trabajo de mediación comunitaria, para así buscar acuerdo y lograr conversar con las personas involucradas.

“Esto es sólo un ejemplo de las situaciones que ocurren en los barrios y que en algunas ocasiones puede desencadenar actos o situaciones de violencia o problemas entre vecinos. Como municipio nos acercamos, conversamos, buscamos una mediación y tratamos de resolver. Trabajamos con un equipo multidisciplinario que está en terreno a diario, que interactúa con la realidad vecinal y que apoya las diferentes solicitudes”, dijo la coordinadora del Centro Integral de Víctimas municipal, Camila Torres.

Torres agregó que “nos sentamos con vecinos y con la congregación evangélica para así llegar a acuerdos, entendiendo que vivimos en comunidad y debemos respetarnos. Esta es la primera mediación que estamos sacando adelante, la que se suma a otras en las cuales estamos haciendo un seguimiento constante”.

El área de mediación vecinal, dependiente del Centro Integral de Víctimas, incentiva la resolución de conflictos al interior de los barrios en temáticas de ruidos molestos, tenencia responsable de mascotas, malos olores, basura en espacios públicos y poda de árboles, entre otros.

El equipo de trabajo está conformado por un psicólogo, un abogado, una mediadora comunitaria y una trabajadora social.

Compartir