Muralista y pintor Patricio Madera expone por primera vez en Valdivia en carpa CECS

·

·

,
Print Friendly, PDF & Email
El reconocido muralista, pintor y fundador de la emblemática Brigada Ramona Parra,  Patricio Madera Mac-Kilrroy,  expone por primera vez en Valdivia  con la muestra “Un Canto para Violeta”, exposición que se extenderá hasta este miércoles en la Carpa CECS con la posibilidad además de adquisición de obras.
 El pintor, también conocido como Pato Madera, comentó que la exposición se inaugurará hoy a las 19:30 horas en la Carpa CECS en una instancia abierta a la comunidad y donde realizará un conversatorio sobre muralismo como expresión social.
 “Mi universo  pictórico  busca  mostrar  el alma de la tierra, sus hijos, sus dolores y pasiones  y me interesa proyectar mi oficio  desde un papel de testigo lúcido de esa vida que vibra en lo recóndito de esa tierra. En cada trazo  intento revelar  un universo que circula  entre la gente y  que se pierde en los intersticios de la historia americana tantas veces acallada, humillada y tantas resucitada por sus pueblos”  describe el pintor sobre su obra.
 Emocionado por  la primera exposición que realizará en Valdivia, ocasión en que dará a conocer su obra “Un Canto para Violeta”,  Patricio Madera  cuenta que esta invitación  es producto de una iniciativa  de la comunidad del Colegio Aliwen de Valdivia, para que alumnos del egresado cuarto medio 2017 realicen bajo su guía un mural inspirado en la memoria como legado a su colegio.
 “Nos sentimos profundamente honrados de que un artista de un tremendo talento, trayectoria y sensibilidad haya aceptado nuestra invitación de manera tan generosa” señaló Cecilia Urra, apoderada y parte del equipo organizador de la comunidad  Aliwen
De formación autodidacta, Pato Madera ha  impartido  numerosos talleres artísticos en universidades de Chile y Europa, donde vivió su exilio post golpe de Estado de 1973 para regresar a nuestro país en 1989.
Como encargado nacional de la Brigada Ramona Parra fundada en 1969, el muralista  trabajó  junto a su principal referente, el afamado pintor surrealista chileno, Roberto Matta  Sobre su prolífica obra, Madera comenta que participó en diversos encuentros latinoamericanos de muralismo como el “Encuentro Internacional de Muralismo” en el municipio de Nezahualcóyotl México D.F. y en la realización de un mural colectivo con pintores bolivianos en la sede de la Cancillería en La Paz. En tanto en  Chile, es de su autoría el mural en homenaje al centenario de Pablo Neruda en Isla Negra el 2004  y el de conmemoración a los 100 años de la matanza en la Escuela Santa María de Iquique  en  Tarapacá el 2007.